Garbanzos con fideuá y mejillones

#Legumbres y platos de cuchara 25 marzo 2021

Los garbanzos son una de las legumbres más consumidas en nuestra dieta, de hecho forma parte de platos tradicionales de Europa, Asia y África. Se utiliza tanto la legumbre seca para triturarla y/o molerla y obtener harina (para rebozados, como aglutinante, o incluso en la elaboración de dulces o repostería) o tras su hidratación y cocción para la elaboración de platos calientes, como los pucheros o potajes, o fríos.


A nivel nutricional el garbanzo es rico en proteínas, fibra, vitaminas y minerales, es saciante y tiene un índice glucémico menor al de las harinas de cereales, aporta una gran cantidad de hidratos de carbono de absorción lenta, que contribuyen a asimilar gradualmente la glucosa. También aporta una pequeña cantidad de grasas saludables, a diferencia de otras harinas de frutos secos, más grasas y por tanto más calóricas. Entre sus minerales se encuentran el calcio, potasio y folatos, y son una buena fuente de zinc y de selenio; contienen más hierro que otras legumbres y son una buenas fuente de grasas no saturadas. También son fuente de vitaminas del grupo B, como la niacina o la tiamina. No hay que perder de vista que su composición nutricional será diferente si hablamos de garbanzo cocido o si hablamos de su harina.


Aquí os dejo la receta,  una comida de unas 12 raciones, en la que utilizaremos garbanzos recién cocidos (cocción lenta) y después prepararemos el resto, la fideuá con mejillones.


Está buena tanto en caliente como en frío, pero si la comemos al día siguiente de cocinarla sabe todavía mejor.



Paso 1. Garbanzos cocidos (Cocción lenta)


TM6 con cubrecuchillas

Dificultad: fácil | Tiempo de preparación: 10min | Tiempo total: 15 h aproximadamente | Raciones: 1 receta completa


Ingredientes


  • 500 g de garbanzos secos

  • 1400 g de agua (y más para hidratar los garbanzos)

  • 2 cucharaditas de sal


Preparación


  1. Colocar un bol sobre la tapa del vaso y pesar los garbanzos secos. Cubrir con agua templada y dejar reposar durante unas 12 horas.


  2. Colocamos el cubrecuchillas en el vaso. Ponemos en el vaso el agua y programamos Hervidor/90°C.

  3. Una vez esté el agua caliente añadimos los garbanzos previamente hidratados y escurridos. Programamos 20 min/100°C/giro inverso/vel cuchara. Después añadimos la sal e iniciamos cocción lenta/2 h 30 min/98°C. 


Aclarar y escurrir bien los garbanzos, para ello podemos utilizar el recipiente Varoma y reservar.


Paso 2. Garbanzos con fideuá y mejillones


Dificultad: fácil | Tiempo de preparación: 5 min | Tiempo total: 15 min | Raciones: 12

Ingredientes


  • 400 g cebolla

  • 60 g AOVE

  • 2 cucharaditas de pimentón dulce

  • 150 g de vino blanco

  • 500 g de agua

  • 1 cucharadita de sal

  • 200 g de fideuá

  • 2-3 latas de mejillones en escabeche

  • Garbanzos reservados 


Preparación


  1. Poner la cebolla en el vaso cortada en cuartos y trocear 10 segundos velocidad 4.

  2. Añadir el aceite y programar 7 minutos, 120°, vel 1 para sofreír la cebolla.

  3. Incorporar el pimentón y mezclar 4 segundos en velocidad 1.

  4. Colocar la mariposa y añadir el vino blanco, el agua y la sal y programar 5 minutos, 100º, vel 1.

  5. Incorporar la fideuá y programar 7 u 8 minutos, 100º, giro inverso, velocidad 1.

  6. Agregar los mejillones con el liquido de la lata y mezclar unos segundos en velocidad 2

  7. Por último verter el contenido del vaso sobre los garbanzos, mezclar y dejar reposar unos minutos. 


Y a disfrutar!



Utensilios útiles:

  • Cubrecuchillas, cuchillo, bol

Aquí os dejo la receta original de Cookidoo la cual he versionado para obtener una comida de unas 12 raciones, utilizar garbanzos recién cocidos (cocción lenta) y después modificar los fideos por la fideuá y por supuesto con los mejillones.


Recetas disponibles en Cookidoo: